FIKA

 

Vivimos en un mundo lleno de estrés, sin tiempo para dedicarlo a uno mismo y a relacionarnos con aquellas personas que tenemos alrededor. En Suecia, y en multitud de países, tienen como tradición hacer una pausa para tomar un café, con el simple hecho de tener una excusa para desconectar. Hay una palabra exclusiva de la cultura sueca que describe este momento; se trata del Fika, una pausa para tomar un café, comer alguna cosa y a la vez sociabilizarse en un ambiente tranquilo y relajado. Aquí, también tenemos las pausas del café, pero nada que ver como lo viven en Suecia.

 

Por lo tanto, Fika, es una palabra sueca que describe el acto de tomar café; más concretamente, el acto de beberlo. Es un fundamento social que puede suceder en cualquier momento del día y que se puede saborear en casa, en el trabajo o en una cafetería; con compañeros del trabajo, familiares y amigos. No es de extrañar que los suecos se encuentren entre los mayores consumidores de café del mundo.

 

Núria González, autora de este proyecto, quiso transportar esta experiencia aquí, a nivel local, manteniendo en todo momento la esencia de su origen. Este set de cerámica nos invita a participar en el proceso del café de manera tradicional, convirtiendo este momento en una experiencia para nuestros sentidos.

 

Para las fotos quisimos que se describiera un entorno limpio, iluminado y minimalista, queriendo simular un entorno propio de los países nórdicos. Se realizaron fotografías del proceso para obtener café, y a la vez, del producto, especificando detalles técnicos y materiales.

Cliente FIKA | Fotografía Corporativa Lara López

Compartir con


Especialidad Médica
Corporativa